Pestañas

lunes, 16 de noviembre de 2015

Electroósmosis

Hace unos días tuve una consulta acerca de un trabajo en el que se está aplicando la electroósmosis como método para intentar eliminar las humedades de un paramento. Para explicar el funcionamiento de esta técnica hay que entender primero el fenómeno de ósmosis (u osmosis).

La ósmosis es, a grandes rasgos, el transporte de un solvente, a través de una membrana semipermeable (que sólo deja pasar las moléculas pequeñas, no las grandes), de una zona de mayor concentración a otra de menor concentración. La fuerza que mueve las moléculas se conoce como presión osmótica y el mecanismo que impulsa este movimiento es la difusión simple y tiene un gasto nulo de energía. Una vez que las concentraciones (realmente, los potenciales químicos) a ambos lados de la membrana se igualan, el transporte se detiene. Aquí tenéis una animación para verlo.

Proceso de ósmosis (ominids.com)
En el Patrimonio Arquitectónico (y edificación en general) el agua sube por los capilares de los distintos elementos que componen la fábrica (morteros, piedras, ladrillos...). El fenómeno de electroósmosis se trata de inducir el movimiento a través de una membrana o capilar mediante la aplicación de una diferencia de potencial.

Aplicación de la electroósmosis a un muro (Prerrománico en Oviedo)
Esta diferencia de potencial se provoca entre dos electrodos, uno que se introduce dentro del muro y el otro que se coloca en el suelo. Al pasar la corriente y aplicarse la diferencia de potencial, la solución salina invierte su sentido ascendente y se va hacia el electrodo que está en el suelo.

Instalación de la electroósmosis (hogarseco.com)
Esta técnica ha generado debate porque en muchos casos no es efectiva (como en el caso del que hablaba al principio) y no sustituye a los estudios científicos. El conocer las causas y el origen de las humedades es fundamental para paliar estos problemas de forma efectiva.

Referencias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada