Pestañas

lunes, 14 de diciembre de 2015

Los retratos escondidos bajo la Mona Lisa

Esta semana ha salido la noticia de que el científico francés Pascal Cotte ha encontrado un retrato oculto bajo la Mona Lisa. Cotte es el cofundador de la empresa Lumiere Technology (empresa dedicada a técnicas multiespectrales para el análisis de obras de arte) y en 2004 tuvo acceso al cuadro.

Aparentemente, la Mona Lisa está superpuesta a otros retratos
La técnica que utilizó Cotte se llama Método de Amplificación de Capas (LAM, por sus siglas en inglés). Según el documento que está en la página web de la empresa, esta técnica consiste en la obtención de imágenes mediante una cámara multi espectral. Esta cámara emite luz en 13 longitudes de onda distintas y fotografía lo que se refleja con cada una de ellas (un prodecimiento similar al explicado con la reflectografía infrarroja). Así se generan unas 1650 imágenes correspondientes a la interacción entre la luz y la materia en cada capa presente en el cuadro. Según el científico, "se le pueden quitar capas al cuadro como si fuese una cebolla".

Algunas de las imágenes capturadas
Tras ver los resultados del estudio, el equipo propuso la hipótesis de que la Mona Lisa se pintó en cuatro etapas:
  1. Leonardo pintó un primer retrato ligeramente mayor que el que conocemos hoy día (quizás un borrador del segundo). No hay nada que indique quién está representada en ese retrato. La postura parece idéntica a la que conocemos hoy día. Las manos están apoyadas en el reposabrazos y las mangas son algo más largas.
  2. Leonardo pinta un segundo retrato sobre el primero. El descubrimiento de un tocado hecho de perlas, el cortinaje y las horquillas que lleva sugieren que el personaje podría ser alguien sacro o mitológico (una diosa, una santa o la Virgen María).
  3. Sobre éste, Leonardo pintó un tercer retrato, con peinado y vestimenta típicos de la moda florentina de los años 1502-1506. Sugieren que ésta puede ser la verdadera Lisa Gherardini que vieron los florentinos y describió Vasari. 
  4. Finalmente, Leonardo transformó ese trabajo en la Mona Lisa que conocemos hoy, cambiando su postura, girando su cabeza y sus ojos hacia el espectador, moviendo los hombros hacia la derecha y añadiendo un velo alrededor de la cabeza y parte superior del cuerpo para ocultar la anterior apariencia.
A continuación os dejo un vídeo en el que entrevistan (con traductor) por la radio al científico francés.


Sus teorías están rodeadas de polémica y el propio Museo del Louvre se ha negado a hacer ningún tipo de declaraciones al respecto. 

Tenéis más información en la página web de Lumiere Technology y en los siguientes enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada