Pestañas

lunes, 6 de abril de 2015

Técnicas láser: introducción.

La palabra "láser" (castellanizada con la tilde) es el acrónimo en inglés de Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation, amplificación de luz mediante emisión estimulada de radiación. El concepto de láser se refiere a cualquier dispositivo que utiliza la emisión para generar un haz de luz coherente de un medio adecuado y con el tamaño, la forma y la pureza controlados y, como toda radiación electromagnética, está definida por una frecuencia, una longitud de onda y una velocidad de propagación.


Lásers de distintos colores (Wikipedia)
Las aplicaciones del láser comenzaron a desarrollarse en los años 60 y no han parado de evolucionar desde entonces. Gracias a ello su uso está muy extendido en el estudio del Patrimonio Histórico. La tecnología láser es una poderosa herramienta para el estudio de los bienes muebles e inmuebles, pues permite tanto el análisis de obras de arte tanto de forma no invasiva como no destructiva y tomando una mínima cantidad de muestra en este último caso.

Entre las principales aplicaciones de estas metodologías se encuentra su versatilidad, al permitir sus aplicaciones realizar estudios como:

  • Análisis sobre la composición de las obras de arte.
  • Estudio de los indicadores de alteración e intervenciones previas.
  • Limpieza de depósitos superficiales, como las costras negras. 

Es decir, la técnica láser se utiliza hoy en día para obtener información sobre la identidad, tecnología y evolución histórica de las obras y para contribuir a su protección y puesta en valor.

En próximas entradas hablaré de distintas técnicas láser utilizadas en Patrimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada