Pestañas

lunes, 18 de agosto de 2014

La termografía IR

La termografía de infrarrojos es una técnica de diagnóstico no destructiva con diversos campos de aplicación en conservación de Patrimonio Histórico Edificado. 

Esta técnica permite analizar los fenómenos relacionados con la distribución espacial del calor en los objetos examinados. Se basa en que todos los cuerpos que tengan una temperatura por encima del cero absoluto (0 Kelvin, o lo que es lo mismo, -273,16ºC) emiten radiación IR en mayor o menor cantidad. La cámara de infrarrojos (o cámara térmica) mide esta radiación y la transforma a valores de temperatura mediante una termografía (imagen térmica). En la termografía se asignan distintos colores a distintos rangos de temperatura, aunque posteriormente las imágenes pueden ser tratadas mediante el software específico de la cámara y pueden hacerse diversas mediciones tales como determinaciones de temperatura puntuales, lineales y de áreas determinadas de la termografía. Del mismo modo también pueden aplicarse diversos filtros que permiten una mejor discriminación dentro de la imagen. 

Ejemplo del uso de una cámara térmica para ver la calefacción bajo el suelo

Entre los distintos fenómenos que permite estudiar la termografía IR se incluyen la detección de humedades, de defectos estructurales y de reposición de materiales, cualquier patología que se traduzca en una anomalía térmica (irregularidades en la respuesta térmica en un paramento supuestamente homogéneo) en una superficie. La aplicación de la termografía permite abarcar grandes superficies de estudio en poco tiempo detectando las zonas más conflictivas, lo que permite focalizar en éstas otras técnicas de análisis. Además, las mediciones se pueden realizar a distancia, permitiendo mantener un perímetro de seguridad en caso de que fuese necesario, por ejemplo, si el edificio a estudiar estuviese en mal estado y con peligro de desprendimientos.

Os pongo como ejemplos las termografías de varios edificios que estudió el Equipo Arbotante en la provincia de Jaén.

 
Termografías hechas a la cárcel de Linares (superior), a la iglesia de El Salvador de Úbeda (media) y al convento de San Francisco de Baeza (inferior) (Fotografías de Ion Somovilla).


Fuente de las imágenes e información:
Estudios del Equipo Arbotante en diversos edificios históricos de la Comarca de La Loma (provincia de Jaén).
www.atisae.com/servicios/termografia-infrarroja 
www.pce-iberica.es/medidor-detalles-tecnicos/instrumento-de-temperatura/camara-termica-serie-flir-i.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada